Skip to Content

El concejal anticasta que viene de la casta

El concejal de Podemos en San Sebastián de los Reyes, Julián Serrano Pernas, ocultó que fue consejero de Caja Madrid.

  • 0
    Sin votos
    Su voto: Ninguno

Julián Serrano Pernas, concejal electo de la candidatura Sí Se Puede Sanse, apoyada por el partido Podemos, ocultó su condición de consejero general de la entidad en la época de las tarjetas black, de los desahucios y de las preferentes, haciendo gala de un partido político especialmente volcado en combatir ese tipo de actuaciones.

A raíz de todo el revuelo levantado por el escándalo de las tarjetas opacas, en Sanse van apareciendo datos hasta ahora desconocidos sobre Julián Serrano Pernas. El ahora concejal figura en la relación de consejeros generales de Caja Madrid disponibles en los informes de gobierno corporativo en la CNMV entre los años 2006 y 2010, años en los que coincidió en la bancada con nombres ilustres como Miguel Blesa, Rodrigo Rato, Arturo Fernández o Gerardo Díaz Ferrán, el alcalde de Alcobendas (del Partido Popular) Ignacio García de Vinuesa o la candidata popular a la alcaldía de San Sebastián de los Reyes, Eva Tormo, entre otros. Esta información fue omitida por el señor Serrano tanto en su currículo como en sus apariciones públicas de cara a las elecciones municipales de 2015. Julian Serrano obtuvo dicho puesto en la Asamblea a través de su puesto como liberado sindical en CCOO, donde su hermano era secretario general de la Federación de la construcción y la madera.

En estos informes queda bastante claro que era función de la Asamblea General de la que Serrano, al que se ve muy activo en redes sociales promocionando a Podemos, formaba parte el definir las líneas de actuación de la caja, una de las entidades que más infló la burbuja inmobiliaria y con mayor número de desahucios, así como estipular sus propias dietas, aprobar las cuentas o aceptar la ruinosa fusión que dio origen a Bankia. De la misma forma se explica que todos los consejeros están convenientemente informados y reciben toda la documentación con tiempo para su análisis, según el artículo 29 de los Estatutos de la Caja.

Entre los “logros” conseguidos por la entidad en esas fechas se encuentra la emisión de preferentes (2007, 2008 y 2009) siendo especialmente punzante este último año en el que se lanzó la mayor emisión de preferentes de la banca española hasta la fecha (3.000 millones) a pesar del aviso en mayo de 2009 de la CNMV sobre los peligros del mismo. Junto a esto aparecen la compra del National Bank of Florida, aprobada por unanimidad y que supuso la imputación de Miguel Blesa, el aumento de los salarios del Consejo de Administración o la política general de una de las entidades con mayor número de desahucios, así como la llegada de Rodrigo Rato a la entidad o su ruinosa fusión con otras cajas para formar Bankia, cuyo coste en dinero público ha sido desorbitado, todo ello aprobado por esta elitista Asamblea donde no se alzó la voz contra estos desmanes.

Los correos que han visto la luz a raíz del escándalo de las tarjetas black han demostrado que en dicha asamblea se discutían todos los asuntos, no siendo un órgano “nulo” como alguno ha intentado tachar, tal y como se desprende de los correos de Vicente Vigil, persona designada para hablar con Luis Pineda, de Ausbanc. Debemos sospechar entonces que, entre estos pocos consejeros, entre los que se encuentra Julián Serrano Pernas, que nunca alzaron la voz debido a sus intereses económicos, se encuentra la responsabilidad de haber desahuciado a muchas familias, tanto desde CajaMadrid como desde su heredera Bankia, y de estafar a muchos ciudadanos con las preferentes. ¿Y a cambio de qué?

Según lo que se desprende de estos Informes de Gobierno Corporativo, entre 2006 y 2010 hubo un total de 16 Asambleas Generales, donde se aprobaron unas dietas de un total de 21.000€. Además, los Consejeros también disponían de una serie de ventajas, como los créditos “blandos” ofrecidos por Blesa o hipotecas ventajosas (Julián Serrano cambió en estas fechas su vivienda a un barrio acomodado de San Sebastián de los Reyes). De la misma forma no hay ninguna constancia de que Julián Serrano Pernas hablara en las asambleas o denunciara las situaciones irregulares, pero sí de que, por poner un ejemplo, los consejeros de la Asamblea General de Caja Madrid recibieron en 2008 por su mera asistencia un televisor plano de 32” o en 2007 un iPod, tal y como aparecen en correos de Miguel Blesa a Enrique de la Torre, secretario del entonces Consejo de Administración de la entidad.

Le adjunto los enlaces a los documentos y artículos que permiten contrastar estas informaciones sobre esta persona.

Francisco García

@laquincena

Comentarios - total 0

Publicidad

Encuesta

¿Cree que se agotará la legislatura que comienza ahora o por el contrario tendremos elecciones en breve?:
Distribuir contenido
r