Skip to Content
Restos de ADN delatan al sospechoso, Albin Díaz Hawkings, como presunto autor del crimen

Resuelto el crimen de Arancha Gutiérrez

El hombre, de 33 años y nacionalidad nicaragüense, se encontraba detenido por migración irregular.

Esta tarde, a partir de las 20 horas, tendrá lugar una misa funeral en su honor en la parroquia de la Purificación de Nuestra Señora.

  • 0
    Sin votos
    Su voto: Ninguno

El Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica (OIJ) ha resuelto el crimen de la vecina de San Fernando de Henares, Arancha Gutiérrez, que tuvo lugar el pasado 4 de agosto en la localidad de Tortuguero, al confirmar restos de ADN del único sospechoso y detenido, Albin Díaz Hawkings, en el cuerpo de la víctima. Así lo relevó el examen forense realizado. “Como consecuencia de la autopsia se lograron extraer varios factores de comparación. No los hemos procesado todos aún, pero sí ubicamos saliva en los senos de la joven y restos de piel bajo las uñas, y el resultado es que hay coincidencia (…). Esto significa, de manera indubitable, que el sujeto tuvo contacto directo con ella”, explicó el director de la citada entidad, Walter Espinoza.

El hombre, de 33 años de edad y de nacionalidad nicaragüense, se encontraba arrestado, hasta el momento, por su condición migratoria irregular. “Desde el punto de vista de la investigación hay muchísima claridad sobre su responsabilidad en el asesinato”, añadió el aludido, quien explicó que el informe completo estará en manos del Ministerio Público en los próximos días. En el mismo, también se ubica “temporal y espacialmente” al sujeto en el lugar donde se produjo el homicidio. “Contamos con datos testimoniales que así lo corroboran”, aseveró al respecto.

Por último, Espinoza adelantó que mantendrá un encuentro con los dos agentes españoles especializados en homicidios que fueron enviados al país Latinoamericano para colaborar en el caso, y les transmitirá toda la información recabada.

QUÉ PASÓ
Arancha, de origen alicantino pero sanfernandina de adopción, tenía 31 años y era fisioterapeuta y amante de la naturaleza y el medio ambiente. Viajó hasta Costa Rica con su pareja, Miguel Ángel Escribano, guía turístico; para realizar en un recorrido por el país junto a un grupo de otras 12 personas. En la mañana del 4 de agosto, salió a correr por las inmediaciones del hotel Laguna Logde, donde se alojaba, en el municipio de Tortuguero, pero no regresó. Fue asesinada. El móvil, un ataque sexual, aunque murió a causa de asfixia. “Fue atacada por un maldito indeseable, por un despojo de la condición humana”, sentenció Escribano en reciente comparecencia pública en el Ayuntamiento de San Fernando de Henares, donde solicitaba, además, la implicación de las autoridades para esclarecer el trágico suceso y dar con el responsable. “No descansaremos hasta que esté entre rejas”, dijo.

Esta localidad del Este madrileño quiso rendir tributo a la joven con el decreto de tres días de luto oficial y una concentración silenciosa a las puertas de la Casa Consistorial, y esta tarde, a partir de las 20 horas, tendrá lugar una misa funeral en su honor en la parroquia de la Purificación de Nuestra Señora.

Recordar, asimismo, que la familia ha creado una página en Facebook en memoria de Arancha, 'El manifiesto de un ángel' que sirve de homenaje a sus ideas, metas e ilusiones, y que ya cuenta con más de siete millones de seguidores de todo el mundo.

Comentarios - total 0

Encuesta

¿Está usted a favor o en contra de la supresión del cambio de hora?:
Distribuir contenido
r