Skip to Content
Merecido homenaje al bailarín de raíces locales

La EMMD lleva el nombre de Joaquín de Luz

La iniciativa fue aprobada en pleno por unanimidad

  • 5
    1 vote
    Su voto: Ninguno

La Escuela Municipal de Música y Danza de San Fernando de Henares ha sido rebautizada como Joaquín de Luz, el internacional bailarín que ha llevado el nombre de su ciudad por lo largo y ancho del globo terráqueo. El acto oficial de ‘bautismo’ de las instalaciones tuvo lugar en la propia sede de la plaza de Olof Palme el pasado viernes y contó con la asistencia del homenajeado. “Viene desde París, donde se encuentra trabajando con la compañía”, cuenta Gloria Pérez, su madre.

Este tributo a De Luz fue aprobado en sesión plenaria a finales del pasado año y, ahora, siete meses después, se hace realidad.

El artista creció y se formó en el Real Sitio. Alumno de la EMMD, también fue destacado discípulo de Víctor Ullate entre 1992 y 1995. Poco después dio el ‘salto internacional’, pasando a integrar la compañía Pennsylvania, hasta que dos años después se unió al American Ballet Theater.

Hoy es bailarín principal del New York City Ballet y acumula éxitos cada vez que sube el telón. Prueba de ello es el Premio Nacional de Danza que recibió en 2016 otorgado por el Ministerio de Cultura. “Siempre hace alarde de su nacionalidad, y se siente orgulloso de ser español y sanfernandino, ama a su pueblo, y lleva su tierra por todo el mundo”, añade su progenitora, que dice sentirse “muy orgullosa” con este reconocimiento a su figura.

UNA ANÉCDOTA
¿Sabías que…? Bisabuelo y el abuelo de Joaquín de Luz fueron alcaldes de San Fernando e, incluso, tienen una calle… Albino Pérez Ayestaraín. ¿Te suena? Su madre, Gloria Pérez, cuenta la historia de su familia para La Quincena:

Gloria Pérez es vecina de Albino Pérez Ayestaraín, que no solo es su calle, también el nombre de su abuelo. “Era tratante y vino de Asturias, fue alcalde y responsable de la instalación de la electricidad y del alcantarillado en el pueblo durante su mandato”, explica la aludida. Y no solo eso. Era hombre “de dinero”, continúa, y también abrió unos cines, un casino y un bar.

Su hijo y padre de Gloria, Albino Pérez Pérez, ostentó el mismo cargo tiempo después. “Estoy muy ligada a San Fernando, mi abuelo y mi padre fueron alcaldes, y el primero tiene aquí una calle donde, además, vivo yo y, ahora, mi hijo ha dado nombre a la Escuela Municipal de Música y Danza, es maravilloso”, remata.

Comentarios - total 0

Distribuir contenido
r