Skip to Content

Causas por las que una mujer acude a la cirugía estética para mejorar el aspecto de sus pechos

  • 0
    Sin votos
    Su voto: Ninguno

Los pechos son una parte del cuerpo muy representativa para la mujer, sobre todo en cuanto a la conciencia de su propia feminidad. Si ésta no se siente a gusto con ellos, por apreciar algún defecto en su forma o tamaño, este hecho puede producirle complejo y llegar a disminuir su autoestima y seguridad personal. En estos casos, la solución perfecta para su problema puede ser acudir a una clínica de cirugía estética de confianza, asegurándose bien de estar en manos de profesionales, es decir, especialistas debidamente formados y titulados, para no correr riesgos innecesarios. La cirugía estética de las mamas es actualmente la intervención más solicitada por las mujeres en España.

No obstante, hay muchas mujeres a las que les gustaría someterse a un cambio en esta zona del cuerpo, pero no se atreven por desconfianza o miedo. Sin embargo, la posibilidad de modificar la parte del cuerpo que no les gusta, y verse como realmente quieren, podría generarles una mayor confianza y autoestima. Es un hecho comprobado que muchas personas, al empezar a gustarse a sí mismas físicamente, experimentan cambios en su personalidad, volviéndose más abiertas y sociales. Para poder decidirse al respecto de la cirugía, lo ideal es sopesar las ventajas e inconvenientes de estas intervenciones.

Pueden ser varios los motivos que conducen a una mujer a someterse a una intervención de cirugía estética de las mamas. Hay mujeres que no se gustan cuando se miran al espejo porque su pecho es demasiado pequeño, y otras por lo contrario, demasiado grande. Hay factores que pueden producir un deterioro en la forma de las mamas, como el embarazo o la edad, que hacen que el pecho pierda consistencia y pueda caerse. Lo mismo ocurre con la pérdida importante de peso. Son frecuentes los casos de mujeres que, tras someterse a una dieta radical y perder una cantidad considerable de kilos, observan cómo el volumen de sus pechos también se reduce, ya que una parte del mismo corresponde a grasa, además de la glándula, y además su aspecto se vuelve vacío y caído. En todos estos casos, es posible mejorar la forma del pecho mediante un aumento de volumen con implantes, o bien una reducción del mismo, o una elevación, sola o combinada con una de las anteriores si es necesario. Para elegir el tipo de intervención más adecuado en cada caso es preciso acudir a valoración en consulta por parte de un cirujano plástico cualificado. De esta forma, es posible conseguir un cuerpo con el que la mujer se sienta cómoda y se guste al verse en el espejo.

Comentarios - total 0

Distribuir contenido
r