Skip to Content

Comienza el juicio del exprofesor del Colegio Maravillas, acusado de abusos sexuales en el centro

Pedro Antonio R. L. está acusado de abusar sexualmente de catorce menores entre los años 2013 y 2016 y de otros cuatro mayores, además de elaborar pornografía infantil.

  • 0
    Sin votos
    Su voto: Ninguno

La Audiencia Provincial comienza hoy, lunes, el juicio contra el exprofesor de Educación Primaria del Colegio Maravillas de Madrid. Pedro Antonio R. L. está acusado de abusar sexualmente de catorce menores entre los años 2013 y 2016 y de otros cuatro mayores, además de elaborar pornografía infantil y se enfrenta a 155 años de prisión. Aunque, la Fiscalía ha precisado que el máximo de cumplimiento efectivo no podrá exceder de los 20 años, a lo que habría que descontar el tiempo que lleva el acusado en prisión provisional, desde el 29 de septiembre de 2016. La vista oral se prolongará hasta el próximo 12 de noviembre en sesiones matinales, aunque se desconoce si esta se celebrará a puerta cerrada, como está sucediendo con los últimos juicios sobre abusos sexuales con menores implicados.

LOS HECHOS

Según el relato del fiscal, entre el 7 de julio de 2013 y el 28 agosto de 2016 el acusado, "con ánimo libidinoso y con el objetivo de satisfacer sus deseos sexuales", el acusado elaboró pornografía infantil a partir de imágenes que tomaba a los menores, principalmente, mientras dormían, a quienes también realizaba tocamientos. El acusado se servía de teléfonos móviles, cámaras ocultas, relojes espía y otros aparatos para tomar sus imágenes y de sus conocimientos adquiridos sobre la melatonina y las distintas fases del sueño, hasta el punto de que, en los registros, los investigadores hallaron búsquedas en Internet sobre "cómo tocar a alguien mientras duerme" o "fase del sueño en que no sentimos nada". También se encontraron 55 cápsulas de melatonina y gran cantidad de archivos con las imágenes que elaboraba el exprofesor, que solía actuar durante los campamentos de verano, en salidas organizadas por el centro escolar en las que había que pernoctar, en algunos viajes a la India e, incluso, en el interior del cuarto de baño de sus estancias en el colegio, donde instaló una cámara oculta.

Comentarios - total 0

Distribuir contenido