Skip to Content

Seis hospitales madrileños distinguidos con la Credencial Oro por sus propuestas frente al tabaquismo

Tags relacionados: Madrid, Salud/Ciencia/Univ.
  • 0
    Sin votos
    Su voto: Ninguno

Ayer tuvo lugar en el Hospital Universitario Gregorio Marañón la XII entrega de las acreditaciones de la Red de Hospitales Sin Humo de la Comunidad de Madrid, presidida por el viceconsejero de Humanización de la Asistencia Sanitaria, Diego Sanjuanbenito. En este acto seis hospitales públicos del Servicio Madrileño han sido reconocidos con la Credencial de Oro, la máxima distinción por sus actividades e implicación frente al tabaquismo. Esta entrega está dentro de las actividades conmemorativas del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebrará mañana, 31 de mayo, bajo el lema ''Tabaco y Cardiopatías''.

Esta máxima distinción se ha concedido al Hospital Universitario de Móstoles, el Universitario Infanta Cristina (Parla), el Universitario Fundación Jiménez Díaz, el Universitario Rey Juan Carlos, el Hospital de Torrejón y el Hospital Infanta Elena (Valdemoro).

La Red de Hospitales sin Humo (Red HsH) en Madrid nació en 2004 al amparo de las directrices de la antigua Red Europea ‘European Network Smokefree Hospitals’. Esta Red llevaba a cabo estrategias que aúnan el compromiso del equipo directivo, de los profesionales sanitarios y del resto de los trabajadores con actuaciones que predisponen, favorecen o refuerzan las conductas de limitación del consumo de tabaco, bajo el contexto de que los hospitales representan un importante escaparate del sistema sanitario para gran parte de la población.

EL CONSUMO DE TABACO HA DESCENDIDO

El consumo del tabaco en la Comunidad de Madrid presenta una tendencia descendente en los últimos 20 años con una disminución del 32,9% entre 1995 y 2017. Según el último informe del Sistema de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles del Servicio de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública, casi el 30% de la población madrileña entre 18 a 64 años fuma; por sexos, la prevalencia es más alta en hombres, con un 32,6% ellos frente a un 25,9% ella, que en mujeres, un 25,9 %. Con respecto a la población adolescente, según otro informe, se observa igualmente una disminución importante en el consumo diario desde 1996. En 2017, el 7,7% de los jóvenes declaró fumar diariamente.

Pese al descenso, el consumo de cigarrillos sigue siendo la principal causa de enfermedad y mortalidad prematuras evitables. En 2015 el tabaco ocasionó, solo en la Comunidad de Madrid, 6.468 muertes, de las que el 20,4% se produjeron antes de los 65 años (35 a 64 años).

Comentarios - total 0

Distribuir contenido
r