Skip to Content
Opinión

El esperpento catalán

Tags relacionados: Editorial
  • 0
    Sin votos
    Su voto: Ninguno

Aparte de no haberse aplicado el Art. 55 de nuestra Constitución, (Suspensión de los derechos constitucionales o Estado de Excepción, llámenlo como quieran), que quizá, de haberlo hecho hace unos días, habría paralizado el proceso catalán, que para muchos debería haberse llevado a cabo, cuando se comprobó que los separatistas hacían caso omiso al Artículo 92, que literalmente dice:

“1. Las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos.
2. El referéndum será convocado por el Rey, mediante propuesta del Presidente del Gobierno, previamente autorizada por el Congreso de los Diputados.
3. Una ley orgánica regulará las condiciones y el procedimiento de las distintas modalidades de referéndum previstas en esta Constitución”.

A partir de ese instante, y pese a las sentencias del Constitucional, que no han acatado, todas las acciones tomadas por el Gobern en Cataluña son de sainete, aunque algunos se empeñen en invocar el famoso “derecho a decidir”, que no aparece por ningún lado en el Artículo 92, yque se han sacado de la manga algunos, pues nunca ha existido en este nuestro país, ni en ésta ni en ninguna otra Constitución, y no debemos olvidar que es el más antiguo de Europa.

Cuando por unos pocos; un gobierno regional, por debajo del gobierno del País, se convoca un referéndum sin permiso del Congreso ni petición del Presidente al Rey, que es quien debe hacerlo, todos los actos que se lleven a cabo son ilegales, y no vale ni siquiera ningún tipo de discusión, como no sea la de llenar espacios televisivos, radiofónicos o págínas de los periódicos, con tal de dar “vidilla” a un asunto que debería haberse resuelto mucho antes, sin dejar que llegase a esta pantomima esperpéntica, que solo puede avergonzarnos a todos.

Y, aunque indudablemente, los principales culpables son los separatistas catalanes, que aunque a través de la historia, ya se han llevado varios revolcones con este asunto, de vez en cuando vuelven a la carga, apoyados esta vez por fuerzas que quieren romper España y otras tan de fiar como los llamados antisistema, incluso llegados del extranjero, que suelen acudir a todo lo que huela a bronca, algarada, etc.

Lo que es desear, es que a partir de mañana, los partidos nacionales piensen en las correspondientes actuaciones que se deben realizar en todos los ámbitos judiciales, para que no haya ningún retraso a la hora de dictar sentencias penales o administrativas, que lógicamente debe de haberlas y, a ser posible, dictadas con la mayor contundencia que permitan las leyes.

Tambíén piensa mucha gente que los partidos constitucionalistas, por una vez, deberían unirse total y absolutamente sin fisuras, incluso con un gobierno de coalición, para estudiar y llevar a cabo todas las modificaciones que deban realizarse en la Justicia e, incluida, si es necesario en la Constitución, para que el esperpento de hoy no se pueda volver a repetir.

El mundo nos mira, las repercusiones a todos los niveles se dejarán notar a muy corto plazo, y el país no puede perder la senda de la recuperación ni nuestra excelente posición en Europa y en el mundo por cuatro insensatos que, con el mayor descaro, deciden no acatar las leyes, que en su día nos dimos entre todos. El Gobierno de España debe actuar con la mayor contundencia posible que le sea permitida. Quizá a esos pocos no les guste, pero al resto de españoles nos encantará. Esperpentos tan ridículos como el de hoy no se deben volver a producir. Ni en Cataluña, ni en ninguna otra parte de España.

@laquincena

Comentarios - total 0

Distribuir contenido
r