Skip to Content
Opinión

Un poco de historia, por favor

Tags relacionados: Editorial
  • 5
    1 vote
    Su voto: Ninguno

Ayer recibí dos whatsapp de sendos amigos, que me hicieron reflexionar acerca de una frase pronunciada por don Marcelino Menéndez y Pelayo, que decía así: “Pueblo que no sabe su historia es pueblo condenado a irrevocable muerte. Puede producir brillantes individualidades aisladas, rasgos de pasión de ingenio y hasta de género, y serán como relámpagos que acrecentará más y más la lobreguez de la noche.”

Pero vayamos a los dos mensajes hablados recibidos en mi móvil: el primero, es una frase pronunciada por Pablo Echenique, en la que se refiere a Aragón y Cataluña, asegurando que la verdaderamente importante es Cataluña.

Pues no, caballero. A usted, nacido en Argentina y llegado a España con trece o catorce años, doctor en Química, Cum Laude, por cierto, y profesor universitario, habría que aclararle rápidamente que, primero, Cataluña estaba dividida en dos, una parte aragonesa y otra, conocida como la Marca Hispánica, que pertenecía a la Francia carolingia. Merced a matrimonios y tratados del reino aragonés con el de Francia, la parte gala pasó a depender de Aragón, como condado en el siglo XII, calificación nobiliaria de la que nunca ha pasado. Tras la boda clandestina entre Isabel de Castilla y Fernando II de Aragón en 1469, enlace que por cierto, no fue válido hasta tres años después, cuando se recibió la dispensa papal, se unificaron en aquel momento todos los territorios españoles reconquistados a los árabes, que terminó con la toma de Granada el 1 de enero de 1492.

Cataluña, siguió siendo un condado de Aragón, pues ambos monarcas gobernaban sus territorios por separado, aunque conjuntamente, amparándose en su lema “Tanto monta, monta tanto”.

Su hija, Juana, una vez fallecido Fernando, Isabel lo hizo antes, heredó ambos reinos, por lo que Cataluña pasó a ser un condado de España, y tampoco desde esa fecha se cambió su denominación, hasta que, poco más o menos cuatrocientos años más tarde, pasó a ser región, compuesta de las cuatro provincias que ha tenido siempre, desde que fue "adquirida"por Aragón

La segunda recomendación de que estudie un poco de historia hay que hacérsela a Pedro Sánchez, licenciado en Económicas por la Universidad de Madrid en 1995.

En el segundo vídeo que he recibido, se le escucha claramente anunciar que el divorcio en España fue un logro socialista.

Pues no. caballero, sin quitarle ningún mérito a los logros del PSOE, a lo largo de los años, tanto en su primera etapa en el siglo XIX como en la actual, el divorcio lo tramitó Adolfo Suárez, y lo aprobó el Congreso de los Diputados el 22 de junio de 1981, bajo la presidencia de Leopoldo Calvo Sotelo, antes de que Felipe González Márquez gobernase el país por primera vez.

Sin quitarles ningún mérito universitario a ustedes, que los tienen, sería acertado que ambos, y muchos otros políticos de todos los colores, dedicaran algún tiempo a estudiar historia de España, pues no parece de recibo que ocupando altos cargos en sus partidos, carezcan de los suficientes conocimientos en esta materia, ya que para la política, nadie lo puede negar, es imprescindible dominar la historia más que suficientemente. Ignorarla nos podría llevar a que se cumpliera el negro augurio de Menéndez y Pelayo. Y es de suponer que nadie quiere que España se condene a “irrevocable muerte”.

Claro que, habría que preguntarles, no solo a ustedes dos, sino a todos los políticos que les han precedido desde 1975, sean del signo que sean, sin que se libre ninguno, por qué se le da en este país tan escasa importancia a nuestra historia, cuando debería ser asignatura troncal, obligatoria y principal en todas las comunidades, dirigida total y absolutamente desde el Ministerio de Educación, con textos fijos e inamovibles, aprobados por la Real Academia de la Historia, considerando, además, imprescindible su aprobado por el alumno para el paso al siguiente curso o ciclo de estudios. Seguramente, en mi opinión, y creo que en la de muchos, nos habríamos ahorrado algunas situaciones embarazosas de las que se están produciendo o pidiendo en estos instantes. Saber lo que ha ocurrido en el pasado y en el presente para predecir lo que puede ocurrir en el futuro es mucho más importante que la Química o la Economía o otras, sin que por ello se le quite ningún mérito a ninguna materia ni a los que las estudian o las ejercen.

@laquincena

Comentarios - total 0

Distribuir contenido