Skip to Content
Opinión

La primavera ha llegado

Tags relacionados: Editorial
  • 0
    Sin votos
    Su voto: Ninguno

Para la primavera existe un refrán que dice más o menos “que la sangre altera, al que desde hace ya bastante tiempo hay que añadir que la “alergia altera”. Sea como fuere, las autoridades han abierto páginas en las que se suele informar detalladamente de por dónde camina el polen de los plátanos de adorno, el de las gramíneas tempranas y otras especies, para que los que padecen estos trastornos puedan defenderse de ellos a tiempo.

Dejando a un lado las alergias, tras los sucesos acaecidos los pasados años, varios fallecidos por desprendimiento de grandes ramas o ejemplares enteros, también con la primavera, e incluso antes de que ésta llegase, astronómicamente hablando, se ha intensificado la poda o el corte de ramas o árboles enteros, que a juicio de los expertos, se supone técnicos o ingenieros agrónomos, por padecer alguna enfermedad irreversible o también por su longevidad, que hay que recordar que los árboles, como todo bicho viviente no son eternos, y los hay que viven desde veinte o treinta hasta dos o tres mil años o más, y su caída, por el motivo que fuere, podría suponer un peligro para los viandantes, automóviles e incluso edificios, dependiendo de su envergadura.

Las autoridades de los municipios con árboles potencialmente peligrosos, nos consta, han tomado las correspondientes medidas para evitar, en la medida de lo posible, la repetición de nuevos accidentes con el peligro que conllevan, confiando en que fenómenos imprevisibles: tormentas, rayos, vientos huracanados, no ocasionen algún estropicio que otro.

Pues bien, como no podía ser de otra manera, llueven las quejas de vecinos molestos por la tala de tal o cual árbol y la poda salvaje de otros, que a su juicio no volverán a florecer en años. acusando al consistorio correspondiente de destrozos de incalculable valor ecológico y paisajístico. Y yo sospecho, puede que equivocadamente, que desde luego no me tengo por infalible, que si no todos, muchos de ellos eran los mismos que hace unos meses se quejaban de que los ayuntamientos no actuaban enérgicamente contra los árboles atacados por diversas enfermedades, que suponían un peligro para ellos y sus familias. Que en cuestiones de medio ambiente estamos muy sensiblizados y un “quítame allá esas pajas” nos alborota y mucho y, como es natural, no tardamos en encontrar al “entendido” que nos da la razón. Y, hala, cargados de motivos, ahora por la tala o poda, a protestar, que no olvidemos, que es un deporte nacional, se haga lo que se haga.

Comentarios - total 0

Publicidad

Encuesta

¿Cree que se agotará la legislatura que comienza ahora o por el contrario tendremos elecciones en breve?:
Distribuir contenido
r