Skip to Content
El certamen ha sido convocado por la Universidad Politécnica a través del Museo de Historia de la Informática

Seis alumnos del IES Manuel de Falla, finalistas en un concurso de creación de videojuegos

El proyecto incluye el diseño del guión y los personajes, y hasta la composición de una banda sonora

Ahora, se someterá a votación popular y el veredicto se hará público en unas semanas

  • 5
    2 votos
    Su voto: Ninguno

Pablo, Ismael, Alejandro, Álvaro, Héctor y Jaime son los seis alumnos de entre 15 y 16 años de 4º de la ESO y 1º de Bachillerato del IES Manuel de Falla, en Coslada, que se han ‘coronado’ finalistas del Concurso de Creación de Videojuegos Menéndez y Delcán convocado por la Universidad Politécnica de Madrid a través del Museo de Historia de la Informática.

El fallo del jurado, que se dio a conocer el pasado 18 de septiembre, colocó su proyecto entre los mejores en este certamen pionero a nivel nacional. “Están muy contentos, todo esfuerzo tiene su recompensa y han trabajado duro”, cuenta la tutora, Esther Hernández, cuya función ha sido, tal y como explica, “de intermediaria” entre la organización y los aspirantes. Además, ha supervisado el resultado final. “Sobre todo cuestiones relativas a la ortografía y la estructura, pero nada más; todo ha sido invención suya, y está muy bien hecho”, añade. Y apoyando en la labor también ha estado su compañera del Departamento de Dibujo, Teresa Triana. Ambas docentes han dado aliento a estos jóvenes talentos.

Ahora, una votación popular a través de Internet decidirá el nombre de la propuesta ganadora, que podría hacerse con un premio de 1.000 euros a repartir entre cada uno de los integrantes del equipo. “Lo más importante es acercar la universidad a los institutos, y es un buen incentivo para estudiar y para dirigir su camino profesional a esta rama”, dice Hernández.

Los estudiantes han tirado de imaginación para sacar adelante su trabajo, ideando desde el guión a los personajes, los escenarios y hasta la banda sonora y los sonidos ambiente de su creación, una historia de alienígenas de la que poco más pueden desvelar. “Teníamos un mes, quedábamos en casa, después de las clases, y hacíamos ‘tormentas de ideas’ (…). No esperábamos llegar hasta aquí, pero ahora sí ‘vemos la luz al final del túnel’ y tenemos ilusión”, alega Alejandro, uno de los estudiantes que ha formado parte de esta intensa ‘aventura’ que podría tender punto y seguido. “Nos ha servido a todos. A mí me gustaría dedicarme al mundo de los videojuegos, y otro compañero, que se ha encargado de la composición y la música introduciendo instrumentos como la guitarra, quiere tirar por las artes”, afirma.

De momento, toca esperar el veredicto del público que dará con el vencedor en unas semanas. “Hemos recibido las felicitaciones de la familia y los amigos, que nos dicen que hemos hecho un buen trabajo”. No les falta talento. Tampoco ganas. Y esa es ya… la mejor de las victorias.

MENÉNDEZ Y DECAL
El concurso al que concurren estos seis alumnos del IES Manuel de Falla de Coslada recibe el nombre de Menéndez y Decal rindiendo, así, homenaje a su figura, pero… ¿quiénes eran? La pregunta podría llegar ofender a los fanáticos del gremio, porque Paco Menéndez y Juan Decal son los artífices de ‘La abadía del crimen’, el gurú de los videojuegos clásicos ‘made in Spain’. Marcó un antes y un después y es venerado, por muchos, como el mismísimo ‘Quijote’ de estos divertimentos electrónicos.

Desde La Quincena te descubrimos algunos de los datos anecdóticos sobre ‘La abadía del crimen’ inspirado en la novela ‘El nombre de la rosa’ que firma Umberto Eco. ¿Sabías que…?

• Menéndez, nacido en Asturias; y Decal, de origen canadiense, se criaron en un barrio de Madrid y ‘orquestaron’ su gran obra maestra después de las clases, en casa, sin pretensión de “hacerse ricos”, como llegaron a reconocer en alguna ocasión; sino de dar rienda suelta a su creatividad para conseguir una buena historia. Y lo lograron.
• El videojuego vio la luz en el año 1987.
• Umberto Eco se negó a cederles los derechos del nombre de su novela, y de ahí su ‘bautismo’ final, ‘La abadía del crimen’.
• Este fue su primer y único trabajo juntos.
• Correos lanzó una edición limitada de sellos con la imagen de ‘La abadía del crimen’ con motivo de su 30 aniversario, que se celebró el pasado año. También se organizó una exposición.
• El videojuego ‘saboreó’ el éxito porque supo aunar una trama intrigante, ‘de esas que enganchan’, con innovaciones tecnológicas.

Y así fue como la imaginación de dos amigos dejó un gran legado. Quizá la historia se repita con estos seis jóvenes cosladeños que desprenden genialidad.

Comentarios - total 0

Distribuir contenido
r